top of page
Buscar

Asalto al Campeonato del mundo de Cross Country Bajas

Con el pie izquierdo empiezan la primera carrera del mundial Saleh y Oriol. Recordemos que la Dubai International Baja constaba de dos etapas de 200 kilómetros cada una, principalmente en arena, dunas y en más reducida cantidad alguna pista dura.

Con la motivación en las nubes empezaban la primera etapa el dúo con un ritmo imponente alcanzando a varios rivales en apenas 20 kilómetros. Fue aproximadamente en este momento cuando notaron que empezaban a perder tracción en una rueda posterior. Decidieron continuar ya que se había tomado la decisión de no llevar muchas herramientas ni recambios ya que las etapas eran relativamente cortas y en la arena es una buena ayuda el hecho de llevar menos peso, por lo tanto, parar no tenía mucho sentido y además el ritmo se podía aún mantener bien.

Al PK42 en una zona de dunas fue cuando quedaron parados debido a que el palier roto había salido de lugar y había destrozado todo el tren trasero posterior. En aquel momento se dio la etapa por perdida, y se tuvo que realizar un apaño de supervivencia para conseguir llegar a meta, sacrificando muchísimos “Way points” y recibiendo consecuentemente una gran penalización que les dejaba claramente sin opciones a la victoria de la carrera.

En la asistencia se pudo reparar ya por definitivo el vehículo y dejarlo listo para la segunda

etapa que se disputaba el día siguiente.





La etapa 2 fue más calurosa y se disputaba aproximadamente en las mismas zonas que la del día anterior, pero con un recorrido del 90% distinto. Fue una etapa donde la navegación jugó un buen papel ya que había mucha mezcla de huellas del día anterior que despistaban muchísimo. Se empezó con la misma mentalidad ganadora que el día anterior a pesar de saber que no existían opciones para la carrera, pero pensando en conseguir la victoria de etapa sin tomar excesivos riesgos por garantizar poder completar la carrera y sumar algunos puntos importantes para el campeonato.

Dura etapa para Oriol Vidal, quien sufrió un mareo terrible a penas empezar la carrera. Probablemente algún problema con la comida causó que dicha etapa haya sido una de las más duras que jamás ha vivido el piloto y copiloto, quien estuvo vomitándose encima, con mareos y algún dolor de estómago hasta cruzar la meta.

La increíble mentalidad y compromiso hicieron que pudiera realizar su tarea sin cometer ningún error, realizando una buena navegación, que sumada al buen hacer de Saleh les regaló la victoria de etapa con más de 14 minutos por delante de una Laia Sanz y un Lucas Cruz que se estrenaban en la categoría. Además, conseguían acabar en una meritoria cuarta posición general solo un minuto por detrás del MINI X-RAID de Yasir Seidan. Este resultado les colocaba en 5ta posición final, sumando así unos puntos valiosos para el certamen mundial.

La próxima cita se celebrará en Arabia Saudí los días 5 y 6 de marzo y a pesar de no tener confirmada al 100% su participación, muy probablemente podremos volver a ver al dúo en acción.



Comments


bottom of page